Los pasos para dar de alta la luz en tu nueva vivienda

Muchas veces ocurre que, cuando una propiedad tiene mucho tiempo deshabitada, los antiguos propietarios prefieren dar de baja el servicio energético para evitar pagar la parte fija de la factura eléctrica. En esos casos, el nuevo inquilino tiene que dar de alta la luz y, en ocasiones, también subir la potencia contratada. 

Por esto, lo más recomendable antes de empezar la mudanza es verificar que la nueva vivienda cuenta con servicio eléctrico, de manera que, en caso contrario, podamos comenzar a realizar las diligencias del caso para dar de alta la luz y así gozar de la electricidad desde el primer día en nuestro nuevo hogar.

Pasos para dar de alta la luz de manera rápida y segura

Dar de alta la luz es un procedimiento muy fácil de ejecutar. Para ello, bastará con llamar a los teléfonos de atención al cliente de la empresa distribuidora de nuestra región y solicitar el alta del servicio.

A cambio, los operadores nos van a solicitar los siguientes datos:

  1. Nombre, apellido y número de DNI del titular que pagará la factura y tendrá el permiso para la gestión.
  2. Cuenta bancaria a nombre del titular, para hacer el débito del saldo
  3. Código de suministro (lo puedes conseguir en la última factura).
  4. Dirección del inmueble.
  5. Nivel de potencia que se desea contratar.

Recuerda que el precio por dar de alta la luz es igual para todas las compañías, ya que está regulado por el Estado.

En qué casos deberíamos subir la potencia contratada

Un hogar promedio puede vivir sin ningún problema con la potencia más baja disponible en el mercado de minoristas. No obstante, en algunos casos excepcionales, las familias se pueden ver motivadas a subir la potencia contratada con Endesa o con la compañía de su preferencia, independiente de su coste.

El principal motivo para tomar esta decisión generalmente está relacionado con los saltos de energía que se producen en el hogar por la cantidad de electrodomésticos que operan en él, lo que hace que el servicio eléctrico sea suspendido por breves lapsos de tiempo para evitar cualquier accidente. Y al igual que sucede con el precio por dar de alta la luz, resulta el mismo coste subir la potencia contratada con Endesa o con Iberdrola, ya que también está regulado por el Estado.

Algunas previsiones a tomar en cuenta al momento de realizar cualquier trámite energético

Si bien la mayoría de los trámites energéticos en España se pueden realizar través de internet o de la atención telefónica de las distintas empresas comercializadoras, lo que, en teoría, debería facilitarnos las cosas, no está de más que de igual forma tomemos algunas previsiones. Veamos cuáles son:

  1. Recuerda que solamente el titular del contrato podrá dar de alta la luz y subir la potencia contratada.
  2. Si bien solicitar estos trámites es un procedimiento simple que se puede ejecutar a través de la atención al teléfono de las empresas, las mismas se toman entre una y tres semanas en hacer efectivo la mayoría de los trámites.
  3. Antes de cambiar cualquier oferta de servicios, verifica que tu contrato no cuente con ninguna cláusula de permanencia. Así evitarás cualquier multa por el cambio.
  4. Algunos de los procedimientos energéticos serán gratuitos y otros serán pagos. Averigua con antelación cual pertenece a cada categoría para evitar malos entendidos con las empresas energéticas.

Una vez tengas luz en tu hogar, quizás te interese seguir los consejos de este enlace para ahorrar en la factura de cada mes.

Entrada anterior
Dónde guardar tu equipo de esquí durante la temporada de nieve
Entrada siguiente
¿Cómo conservar tus disfraces de carnaval?
Menú
PARTICIPA EN NUESTRO SORTEO

×