Cambio de armario: 5 consejos que te ayudarán

cambio de armario

El cambio de armario en esta época es una tarea ineludible para la gran mayoría de nosotros. Hay quien lo ha realizado ya, y hay quien, por falta de tiempo y, reconozcámoslo, sobre todo de ganas, lo va posponiendo en el tiempo.

Y es que no se puede negar que realizar el cambio de armario es un auténtico suplicio, que se multiplica por 1000 en las personas indecisas. “¿De qué prendas puedo prescindir que ya no me pongo?” Es una de las típicas preguntas que se formula quien se encuentre frente a un montón de ropa de la temporada anterior. Muchas veces, la respuesta es “Seguro que ya me lo pondré”, y año tras año, el montón de ropa va creciendo y con él nuestra desesperación.

Cómo hacer el cambio de armario al cambiar de temporada

Pero sigue leyendo, porque vamos a darte los cinco mejores consejos para que el cambio de armario no pueda contigo:

Vaciar el armario

Lo primero que tenemos que hacer es vaciar el armario y limpiar su interior, añadiéndole saquitos perfumados de lavanda o cualquier otro aroma que nos guste. Si además queremos prevenir los malos olores y ahuyentar a las polillas, podemos añadir naftalina, clavos, cedro o cáscaras de naranja y limón.

Revisar todas las prendas

Revisar todas las prendas y retirar las que no te queden bien, no te gusten o no te hayas puesto en los dos últimos años. Hay que ser objetivos y deshacernos de lo que no usamos, no nos valga, esté en mal estado o simplemente no nos gusta. Sí, hay que hacerlo.

Lavar la ropa antes de guardar

Por muy limpia que parezca, lava la ropa antes de almacenarla. Los aceites corporales atraen a las polillas y provocan un olor persistente si no se quita antes de almacenar la ropa. Además, con la ropa de colores claros, sobre todo el blanco, tienden a aparecer manchas amarillentas por no haberlas lavado antes de almacenarla.

Almacena la ropa en cajas de plástico

También puedes usar bolsas de cierre hermético con perchas resistentes de madera o plástico. Añadiendo dentro de las cajas o de las bolsas saquitos de lavanda o clavos de olor podemos conseguir un doble efecto: repelente de polillas y ambientador.

Es importante que evites almacenar la ropa en cajas de cartón, ya que es ácido y el pegamento atrae bichos e insectos. Los contenedores de plástico con tapa son seguros y no atraen insectos ni dañan las fibras.

Guardar el calzado

En cuanto al calzado, guárdalo siempre después de limpiarlos o de darles betún o pintura. Además, es aconsejable introducir cada modelo en una caja o bolsa individual.

Sin embargo, al consejo más importante que podemos darte ya habrás llegado por ti mismo. Si estás en el momento pregunta “¿Y ahora qué hago con todo esto?”, te damos la respuesta perfecta: para almacenar la ropa y los accesorios, es importante buscar un espacio adecuado, seguro y limpio para evitar que se estropeen o deterioren. Trasteros Plus te ofrece una gran cantidad de espacios de distintos tamaños para ajustarse a tus necesidades. Recuerda que puedes encontrarnos en Málaga, en la Avenida Juan XXIII número 25, y en la Avenida de Los Guindos número 17. También te ofrecemos estos servicios en nuestras instalaciones de Las Lagunas, en Mijas, en la calle Virgen de Fátima número 1.

No lo dudes y contacta con nosotros si necesitas espacio extra. Estamos para ayudarte.

Entrada anterior
Cómo custodiar mejor los documentos de tu negocio
Entrada siguiente
¿Qué tamaño de trastero necesito según mis necesidades?
Menú
PARTICIPA EN NUESTRO SORTEO

×