Cómo Organizar un Trastero Pequeño

como-organizar-un-trastero-pequeño

Hoy en día, tener un trastero se ha convertido prácticamente en una necesidad. Por más y más limpiezas que se hagan, es normal que nos encontremos con que no hay espacio suficiente en nuestro hogar para todo lo que tenemos, especialmente si nos movemos con frecuencia de casa en casa. Sin embargo, tener un trastero puede ser tanto una bendición como un suplicio si no se tiene correctamente ordenado y organizado. Esta situación es aún más complicada si contamos con un trastero pequeño en el que es necesario realizar malabarismos para poder colocar todo. Por eso, en este post te vamos a mostrar algunos consejos sobre cómo organizar un trastero pequeño.

 

Cómo organizar un trastero pequeño: consejos

  • Guarda sólo cosas útiles: es importante que guardes lo menos posible, y que aquellos objetos que decidas guardar sean solo los que usas de forma ocasional (maletas, bicicletas, adornos, etc.). Guardar cosas que ya no usas ni las vas a usar en un futuro sólo por nostalgia solo va a provocar que derroches dinero en almacenamiento.
  • No llenes el trastero al 100%: existe la necesidad incesante de aprovechar cada centímetro disponible para guardar cosas, y eso solo va a conducir a un mayor agobio cuando decidas entrar en el trastero. Es importante dejar huecos libres, especialmente en el suelo, para que puedas moverte con facilidad así como mover los objetos que hay en el interior de forma segura.
  • Buena iluminación: lo normal es que los trasteros tengan poca luz o una luz pobre. Aunque no lo parezca, esta luz va a provocar que tu trastero parezca un lugar más lúgubre y no te atrevas ni a entrar para organizar tu trastero. Lo más recomendable es que coloques una luz blanca, que también te proporcionará mayor visibilidad y seguridad a la hora de mover los objetos. ¡Ojo! Si vas a instalar un punto de luz, recuerda hacerlo lejos de materiales como el plástico para evitar accidentes.
  • Estanterías no muy altas y ancladas a la pared: elijas el tipo de estantería que elijas, es importante que esté anclada a la pared para evitar que la estructura se tambalee y haya accidentes. Además, procura que la estantería se adecue a tu altura, ya que si no llegas la balda más alta, tenderás a acumular objetos en esa parte.
  • Cajas organizadoras de plástico: Para almacenar todos tus objetos, lo más indicado es utilizar cajas. Pueden ser de cualquier material, aunque recomendamos que sean herméticas de plástico para evitar que agentes externos como la humedad estropeen lo que hay en el interior. La humedad es bastante agresiva en trasteros situados en sótanos o garajes, y las cajas de cartón se rompen y erosionan con facilidad.

Por otro lado, si tienes objetos que puedes colgar en la pared, utiliza ganchos siempre que puedas. No recomendamos que ninguno de tus objetos toque el suelo, ya que es más fácil que se pueda estropear si, por ejemplo, entra agua en el trastero.

  • Clasificación y etiquetado del contenido: esto es algo que se debería realizar tanto en trasteros como en los objetos que guardes en tu casa; y es que tener identificadas las cajas te va a ayudar a ahorrar tiempo y evitar tener que mover todas las cajas hasta encontrar el objeto concreto.
  • Revisión semestral o anual del trastero: recomendamos que una o dos veces al año revises tu trastero para hacer una criba. Es probable que haya objetos que considerabas útiles e importantes hace un año y ahora ya no, así que siempre es importante ir haciendo limpieza. Además, durante ese año es probable que vayas adquiriendo más objetos o muebles, y si quieres introducir más cosas en el trastero, habrá otras cosas que deberán salir.
  • Limpieza e higiene: ya hemos comentado antes que hay ciertos trasteros en los que los agentes externos como la humedad, los insectos o el polvo afectan de forma más agresiva. Es por eso que debes mantener tu trastero ventilado y limpio en todo momento para evitar estropear tus pertenencias.

Si el principal problema de tu trastero es la humedad, lo mejor es optar por un deshumidificador.

 

Tipos de estructuras para organizar un trastero pequeño

  • Estanterías modulares: si lo que vas a almacenar no son grandes objetos (por ejemplo, bicicletas o colchones) o mobiliario, lo mejor es que cuentes con estanterías modulares que te pueden ayudar a organizar tus pertenencias y ahorrar mucho espacio. La ventaja de las estanterías modulares es que puedes regular las baldas según la altura y podrás colocar con facilidad cajas con objetos. Son especialmente indicadas para trasteros con techos desiguales gracias a su fácil adaptabilidad.
  • Armarios de resina: si tu objetivo es guardar ropa, es recomendable que optes por un armario de resina. El material de estos armarios es ideal para proteger objetos delicados del polvo, su montaje es fácil y se adaptan con facilidad a todo tipo de espacios.
  • Cremalleras y cartelas: se trata de una de las mejores opciones para trasteros sin mucho espacio ya que podrás rentabilizar al máximo cualquier rincón. Las cremalleras son carriles de metal que se fijan en la pared, y las cartelas son escuadras insertadas en las cremalleras sobre las que se colocan las baldas. Dichas baldas las podrás colocar a cualquier altura y son fáciles de montar y desmontar.

 

Estos consejos son aplicables tanto a trasteros grandes como pequeños, pero son especialmente útiles e indicados para espacios limitados. No obstante, si necesitas más tips y consejos sobre cómo organizar un trastero pequeño u observas que ni siquiera estos consejos te sirven para almacenar todas tus pertenencias, no dudes en contactarnos. Desde Trasteros Plus te daremos toda la información que necesitas sobre nuestro servicio de trastero alquiler.
.

Entrada anterior
Material para Mudanzas
Entrada siguiente
Increíbles Ideas para Tu Trastero
Menú
PARTICIPA EN NUESTRO SORTEO

×